Fray Nacho

15 views

A los 5 años cantaba sus primeras canciones en la coral “Veus Blanques” de Torreforta. Desde entonces, la música ha sido una excelente aliada en todo su crecimiento personal. Una inquietud siempre presente pero que no explotó hasta que a los 16 años una amiga, Arantxa, de su grupo juvenil Companys, le regaló su guitarra española. Fue entonces cuando, en su parroquia, San José Obrero, y de la mano del P. Florencio Roselló, aprendió casi todo lo que sabe de música y de guitarra. De forma incipiente surgieron pronto las primeras canciones, ganando incluso algún concurso.

Y enseguida pudo comprobar como la gente se emocionaba al escucharlas, y esas canciones que le eran regaladas, les permitían acercarse a Dios en sus momentos más íntimos de oración. Sin ninguna pretensión, y agradecido de tanto que había recibido de tantos músicos españoles que acompañaron todo su proceso vocacional (Migueli, Brotes de Olivo, Kairoi, Nico Montero, Luis Alfredo, Getsemaní… tantos….), se atrevió a grabar una maqueta para regalarla el día de su ordenación. Corría el año 2001. Por curiosidad lo envió a varias productoras españolas católicas del momento. Fue Luis Alfredo el que intuyó que aquello podría convertirse en un disco, y así nació “confía”… desde entonces, más maduro, han visto la luz 5 discos y uno que está en proyecto.

Paralelamente a su crecimiento vocacional, a su vida religiosa mercedaria y transformado por sus experiencias como capellán de prisiones, la música sigue siendo parte importante de su vida. Tararea melodías todo el día, es algo inconsciente. A todo le pone banda sonora…. Sus canciones expresan su propia historia de búsqueda y encuentro, sus anhelos más profundos, sus dudas, sus alegrías, su experiencia de Dios.

Fuente: https://www.cope.es/religion/vivir-la-fe/musica/noticias/fray-nacho-musico-que-lleva-dios-las-carceles-los-barrios-marginales-20190628_446819

A los 5 años cantaba sus primeras canciones en la coral “Veus Blanques” de Torreforta. Desde entonces, la música ha sido una excelente aliada en todo su crecimiento personal. Una inquietud siempre presente pero que no explotó hasta que a los 16 años una amiga, Arantxa, de su grupo juvenil Companys, le regaló su guitarra española. Fue entonces cuando, en su parroquia, San José Obrero, y de la mano del P. Florencio Roselló, aprendió casi todo lo que sabe de música y de guitarra. De forma incipiente surgieron pronto las primeras canciones, ganando incluso algún concurso.

Y enseguida pudo comprobar como la gente se emocionaba al escucharlas, y esas canciones que le eran regaladas, les permitían acercarse a Dios en sus momentos más íntimos de oración. Sin ninguna pretensión, y agradecido de tanto que había recibido de tantos músicos españoles que acompañaron todo su proceso vocacional (Migueli, Brotes de Olivo, Kairoi, Nico Montero, Luis Alfredo, Getsemaní… tantos….), se atrevió a grabar una maqueta para regalarla el día de su ordenación. Corría el año 2001. Por curiosidad lo envió a varias productoras españolas católicas del momento. Fue Luis Alfredo el que intuyó que aquello podría convertirse en un disco, y así nació “confía”… desde entonces, más maduro, han visto la luz 5 discos y uno que está en proyecto.

Paralelamente a su crecimiento vocacional, a su vida religiosa mercedaria y transformado por sus experiencias como capellán de prisiones, la música sigue siendo parte importante de su vida. Tararea melodías todo el día, es algo inconsciente. A todo le pone banda sonora…. Sus canciones expresan su propia historia de búsqueda y encuentro, sus anhelos más profundos, sus dudas, sus alegrías, su experiencia de Dios.

Fuente: https://www.cope.es/religion/vivir-la-fe/musica/noticias/fray-nacho-musico-que-lleva-dios-las-carceles-los-barrios-marginales-20190628_446819

Comments(0)

Log in to comment